Coordinación Nacional de Danza

Vidas en la danza




EMA PULIDO GARCÉS, PIONERA DE LA DANZA JAZZ EN MÉXICO

Por Gabriela Jiménez Bernal

Son más de cinco décadas las que avalan la trayectoria artística de la maestra Ema Pulido Garcés tanto en México como el extranjero. Se trata de un referente cultural por sus aportes de movimiento en la danza, el teatro, el cine, la televisión y en toda clase de eventos artísticos. Sin lugar a duda, uno de sus máximos legados es ser pionera de la danza jazz en tierra azteca.

La aventura artística de la maestra Pulido comenzó desde temprana edad. Era muy pequeña cuando se enamoró del movimiento. Originaria de Poza Rica, Veracruz, realizó sus primeros estudios en Puebla con la maestra Martha Castro. Siguió su preparación en la Ciudad de México con Javier Francis, Nellie Happee, Marcelo Torreblanca, Óscar Tarriba, Pilar Rioja y Bodyl Genkel, entre otros.

Cuando estuvo en el extranjero, logró aprender de los grandes de la danza de su época, como Martha Graham, Luigui, Joe Bennet y Héctor Zarazpe, entre otros. Más adelante, egresó del Ballet Folclórico de México de Amalia Hernández; bailó con el Ballet Independiente de Raúl Flores Canelo y formó la Compañía de Ballet Folclórico Nacional Mexicano (donde fue productora, directora y bailarina).

Bailó en varias comedias musicales: Mame, Sugar, Pippin y Amor sin barreras. Colaboró en la parte coreográfica de la puesta en escena El hombre de la Mancha, y ha bailado en programas musicales para televisión y en espectáculos nacionales e internacionales.

Uno de los episodios más importantes de su vida es como fundadora y directora de las compañías Jazz-Mex y San Juan de Letrán, con las cuales ha se presentado en los principales eventos culturales de nuestro país, como el Festival Internacional Cervantino, el Festival Internacional de Danza Contemporánea Lila López y las Jornadas Alarconianas.

Detrás de la maestra Pulido hay un extenso currículum que avala su trayectoria. Se trata de una mujer que ha perseguido las metas que se ha propuesto, como lo es el Ema Pulido Estudio de Danza, centro de formación al que le ha dedicado gran parte de su tiempo y que fundó en 1977 con el firme propósito de formar nuevas generaciones de bailarines. Ya son 41 años que este estudio se ha posicionado como una de las mejores opciones de formación por la calidad de los maestros nacionales y extranjeros que posee.

Por toda esa vida entregada a la danza es que la maestra Pulido ha sido merecedora de numerosos reconocimientos, como el Premio Guillermina Bravo, otorgado por el Festival Internacional de Danza Contemporánea Lila López, el más importante y antiguo de América Latina, así como la Medalla y Diploma “Una Vida en la Danza”, otorgado por el CONACULTA, ahora Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Asimismo, su tierra veracruzana la ha distinguido con el Reconocimiento por su Trayectoria y Aportación a la Danza al contribuir en la formación de diferentes generaciones de bailarines mexicanos. Y reciente fue merecedora del Homenaje y Reconocimiento por su Trayectoria Artística, organizado por las autoridades de su ciudad natal Poza Rica, Ver.

No obstante el largo camino recorrido, la maestra Pulido ha reconocido con humildad que no puede decir que ya cumplió. Siempre piensa que cada día se está empezando la lucha, y que inician nuevos caminos. Cree que en la danza no se acaba: “Es un oficio de mucho amor y gusto, pero también de mucho aguante. Un trabajo que exige estar renovándose constantemente y buscar nuevos horizontes”.